El gobierno de los mediocres

Written by Transformandonos
Santa Marta, el Caribe Colombiano 8 de junio de 2018
Bolívar se dejó la fortuna heredada y su vida por la liberación de lo que sería luego Colombia, Venezuela y Ecuador. Poco duro la fiesta. Rápidamente se rearmó España y recuperó el poder asesinando, como siempre ocurre, a muchísima gente.
Hablaba en una de las conferencias en la Universidad Nacional de Guatemala de como a lo largo de la historia en muchísimos países el mismo tipo de personas han asesinado sin contemplaciones a las mismas personas inocentes, demonizando a quienes estaban educados y no tragában, para tomar el poder.
Es la historia de la humanidad mil veces repetida, mil veces buscando los mismos desaparecidos, buscando la Paz. Ante los de siempre que prefieren la patria muerta y suya al pueblo educado y libre. Tantas tantas veces en tantos y tantos pueblos…
9 años después de la primera liberación bolivariana llegó la segunda y definitiva. Era 1819 para Colombia. Bolivar y el resto de criollos (hijos de españoles pero nacidos allí) eran personas cultas, educadas en Europa y que no tragaban con los impuestos y la falta de derechos en la que sería la época de la libertad, igualdad y fraternidad.
La primera en independizarse fue Haití y sería tremendamente castigada por los franceses. No ha levantado cabeza desde entonces. Pago, como pasa con Cuba por ejemplo, muy cara su independencia. Si a eso le sumamos la terrible dictadura, apoyada por EEUU, como todas las de Latinoamérica, y otra serie de factores que no vienen al caso tenemos el pais destrozado que podemos ver ahora.
Volviendo a Colombia, Venezuela y Ecuador, cuando se independizaron habían acabado (ellos mismos en buena parte) con lo mejorcito que había. Los mediocres, como ocurre tantas veces en la historia, se hicieron con el poder.
El control por parte de los mediocres es algo de lo que he hablado mil veces en movimientos sociales. Los que se conforman con pocos fundamentos, los que se venden, los que sólo quieren el título, los que llevan el nombre pero pierden la esencia… son los que suelen pervertir y dominar muchos movimientos sociales en los que los mejores y las mejores han caído por el camino o directamente se los han cargado.

Iván.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.