Lo que de verdad importa (visita al Jardín Pirata)

Written by Transformandonos

Hace unos meses tuve la suerte de visitar otra escuela libre: el Jardín Pirata, una experiencia de educación vivencial del norte de Madrid. Lleva funcionando desde el 2005, atendiendo a niños desde los 2 años de edad.

Estaba muy emocionada y agradecida ya que desde que nació mi hija no había tenido la oportunidad de estar en ningún espacio educativo activo. El plan era el siguiente: estaría de observadora en la zona de los/as más mayores la mayor parte del tiempo ya que otra persona iría a observar a los/as más peques. Me sentía afortunada porque esa mañana había presentación de gramática y matemáticas, es decir, las acompañantes (personas que acompañan los procesos de desarrollo de los niños y niñas) presentarían nuevos materiales de estas materias para el uso autónomo de los niños/as, que se habían apuntado previamente a ese taller. Además, otras actividades estaban programadas durante la mañana por lo que me esperaba unas horas de observación muy productiva y de aprendizaje. Vería como aprenden las criaturas los contenidos en ese espacio. Pues, al fin y al cabo, para eso iba ¿no?

La realidad fue otra algo diferente: al llegar me anunciaron que las presentaciones de la mañana habían sido anuladas porque había un problema entre los niños y niñas que iba a observar y debían solucionarlo antes de seguir con los talleres. Mi primer pensamiento fue “vaya, me quedo sin conocer ese material de gramática que yo no llegué a usar en Papoula”. Veremos a ver qué puedo observar esta mañana”. Nada más lejos de la realidad, esa mañana recordé lo que realmente importa.

Al llegar todos los niños, niñas y acompañantes de ese grupo se reunieron en el salón. Se presentó el conflicto que debían tratar y se pidió permiso a todas las participantes para que yo estuviera presente.  Comenzó la asamblea y se creó un espacio de seguridad emocional, de expresión y de escucha, de respeto y de paciencia por todas las partes. Las acompañantes sólo intervinieron para guiar la conversación. Se respetaron ritmos, tiempos y energías.

Aparentemente no se encontró una solución definitiva. El conflicto no terminó ese día. Pero se abrió un espacio para avanzar como grupo y como personas, para aprender en el sentido más amplio y profundo de la palabra. Un espacio para crecer.  (Siempre pienso lo que cambiaría el mundo si en nuestro día a día las personas adultas tuviéramos estos espacios de comunicación y dedicásemos más tiempo a lo que de verdad importa. Cómo aprenderíamos, sanaríamos y generaríamos Paz, dentro y fuera de nosotros/as).

Y no sólo les sirvió a los niños/as sino que las adultas también aprendieron en esa asamblea. Me pongo en su piel y sé que son momentos de autocontrol, de autoobservación, de práctica de comunicación no violenta. Además en el Pirata, al igual que en otras escuelas activas, las personas adultas tienen otro tipo de reuniones, que aquí llaman del Corazón, donde tratar y cuidar con mimo todo ese movimiento emocional que acarrea acompañar a la infancia tanto en casa como en la escuela.

Y para mí… Me devolvió a la esencia, me recordó la importancia de este tipo de educación, me cargó de optimismo y esperanza.

El resto de la mañana fue preciosa y armónica a mis ojos, viendo fluir el ir y venir de los niños de una actividad a otra dándole sentido a un tablero de horario común que, al principio me pareció caótico y algo abrumador, y luego lo comprendí como la partitura de una obra maestra.

 

Gracias por esa mañana, por compartir conmigo vuestra experiencia. Gracias por el gran trabajo que hacéis todos los componentes del Pirata a pequeña escala y por la repercusión que tiene a gran escala.

Seguimos TransFormándoNos juntos/as.

Si os gusta el contenido de esta web, TransFormándoNos ha sido nominada a los premios Madresfera en la categoría de Educación. El próximo sábado 24 de febrero de 2018 se decidirán los blogs ganadores. Puedes votar en
https://www.concursismo.com/rankings/madresfera/vota/vota.php?url_id=405&cat=10

Vota, comparte, difunde. Ayúdame a que la pedagogía activa llegue cada día a más niños/as.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellene para saber que no eres un spam *