Educación, consciencia y sentido.

Written by Transformandonos

Bogotá, 3 de mayo de 2018

Tuve el gusto de ser invitada a la asociación de egresados de la Universidad de los Andes que realizaba un coloquio-taller sobre “Educación, consciencia y sentido” en Bogotá. La mezcla de profesionales prometía, la mayoría éramos psicólogos/as y educadores/as aunque también había arquitectos pintores y economistas. Fue un taller de lo más especial pues mezclábamos conversaciones de grupo con dinámicas de movimiento que nos hacían ser y estar en el aquí y en el ahora, sintiendo cómo estábamos para que nuestras palabras y pensamientos se vieran positivamente.

Fueron muchas las palabras interesantes que surgieron en torno a este enunciado de “educación, consciencia y sentido”. Quiero comentaros algunas de ellas que me hicieron reflexionar.
La primera que me encantó fue Maitri palabra del sánscrito que se refiere a cuidar de sí mismo/a. Hacerse amigo/a de uno/a mismo/a, despertar al amor incondicional hacia sí mismo/a, asentir a quien se es. Es mucho más que autoestima, es autoafecto, autovaloración, disposición a cuidar de sí, autoternura, plena aceptación, cuidado de nuestra dignidad. Implica el trato amable hacia quien se es en una actitud cotidiana de benevolencia. Imprescindible bajo mi punto de vista para la Transformación personal, puesto que para poder cuidar de los demás debemos cuidarnos a nosotros/as mismos/as.
Otra palabra que a mí me tocó fue vocación, entendida como la llamada imparable hacer algo en tu vida. Ya os expliqué en este artículo que yo nunca había sentido de pequeña que mi vocación fuera ser maestra, y desde este punto de vista está claro que sí.

Surgieron algunas reflexiones en torno a la palabra ser. Coincidíamos en que, tradicionalmente, no se ha cultivado en educación el ser sino el tener, entendida como la necesidad de tener conocimientos, altas notas, reconocimiento social, una profesión… Se ha partido del presupuesto de que hay un ser completo que es el que sabe y se encarga de seres incompletos que debe llenar. Desde esta perspectiva, está claro que el concepto de ser no ha tenido relevancia porque no es algo que se pueda hacer de fuera adentro sino de dentro afuera. Por ese motivo es tan importante la construcción y formación del profesorado, la Transformación personal, hemos de conocernos antes a nosotros/as mismos/as para poder acompañar ese proceso de conocimiento y crecimiento de los nuevos seres.

Pero la reflexiones fueron más allá y no solo se centraban en la necesidad de la construcción de un nuevo profesorado, sino también de la construcción del equipo educativo porque es tan necesario que este nuevo profesorado pueda cuestionarse, reflexionar, comentar todas sus vivencias en esta nueva perspectiva con otros/as iguales, que si realmente formamos equipos cohesionados, los centros serán imparables.

Como conclución, hablamos de que para crear un nuevo currículum centrado en el ser en vez de en el tener, son necesarias el amor, la coherencia y la libertad. El amor entendido como aceptación de nuestros miedos y límites, eliminando la culpa y conociéndonos con nuestras luces y sombras. La libertad entendida como un estado de consciencia, porque va unida al respeto, y mi libertad termina donde empieza la tuya. Por lo tanto hemos de conocernos para poder respetarnos. Y, por último, la coherencia entendida como lo que da significado y sentido a la educación.

Estas son las palabras que surgieron durante las dinámicas

Me encantaría conocer vuestras reflexiones. Os espero en los comentarios.

Si queréis seguir profundizando os recomiendo estas lecturas:

Educar para ser. Rebeca Wild.

Aprender a vivir con niños. Ser para educar. Rebeca Wild.

Cris.

*ESTE POST TIENE ENLACES AFILIADOS. COMPRANDO LOS LIBROS ATRAVÉS DE ELLOS AYUDAS A MANTENER LA WEB DE TRANSFORMÁNDONOS*

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *