El mercado de las pulgas

Written by Transformandonos

Bogotá, 6 de mayo de 2018

Usaquén está tomando la carrera 7 hacia el norte. Allí, cada domingo, se da forma a un lugar acogedor donde puede instalarse cómodamente la memoria cuando se regresa del viaje. Sus puestitos, sus parques, sus restaurantes sirviendo delicioso ajiaco de domingo y, sobre todo, como en Colombia y toda Latidoamérica, sus maravillosas gentes.

Personas muy diversas, todas interesantes, que crean las más variadas delicias de artesanía que componen el Mercado de las Pulgas.
Viendo la admiración de mi compañera Cris hacia las obras, me vino a la cabeza el síndrome de Stendhal.
Y es que todo es bonito. Empezando por los artesanos y artesanas y su pasión por la más mínima pieza. La originalidad de sus creaciones, la variedad en los puestos, el color, el olor, el sabor en un paisaje de casas bajas de colores con agradables parques donde tumbarse a saborear una mazorca asada, un tinto (café) o semillas de cacao.
Si están en Bogotá, acérquense a Usaquen al Mercado de las Pulgas.

Iván.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.