¿CÓMO SE DA EL APRENDIZAJE DE LAS MATEMÁTICAS?

Written by Transformandonos

¿Están aprendiendo nuestros hijos e hijas correctamente los conceptos matemáticos? ¿Cómo se desarrolla en ellos el pensamiento matemático? ¿Se reproducirán las mismas vivencias que tuvimos en nuestra infancia con esta asignatura? ¿Cómo podemos despertarles el gusto por esta área?

Para apaciguar estas dudas, debemos recordar que las matemáticas están en la vida. Esta ciencia nos rodea y está presente en todos los espacios. Y, aunque no nos demos cuenta de que nos envuelven sus elementos, la vemos constantemente en la naturaleza, en la arquitectura, en nuestros objetos cotidianos…

Hay muchas situaciones diarias donde los niños y niñas ponen en marcha su razonamiento lógico. En cualquier actividad habitual en la que relacionen objetos, reconozcan elementos y sus características, emparejen, clasifiquen… están practicando la lógico-matemática de una manera natural, sin necesidad de realizar actividades destinadas a su desarrollo. Es, por tanto, a través de las matemáticas como los niños y niñas conocen su entorno.

A esto se debe la importancia de que las personas adultas estemos atentas a estas experiencias que van forjando su pensamiento matemático. Estas situaciones no tienen nada que ver con escribir números o realizar montones de operaciones aritméticas que, probablemente, realicen de forma mecánica, sin ningún tipo de pensamiento lógico.

La comprensión de las matemáticas, como cualquier aprendizaje en la vida, debe ir de lo concreto a lo abstracto. Al principio, es a través de las vivencias sensoriales como los/as más pequeños/as van creando estos conceptos. Para ello, podemos poner a sus disposición una gran diversidad de materiales que, sin estar ideados para desarrollar ninguna actividad matemática, generan en ellos/as múltiples relaciones. Es lo que llamamos material no estructurado, como piedras, palos, semillas, tapones, conchas, corchos… lo que tengan a mano.

Paulatinamente podemos ir introduciendo materiales matemáticos manipulativos que recreen situaciones en las que los niños y niñas ejercitan diferentes capacidades lógicas. Estos materiales son muy diversos y pueden atender todos aspectos que engloban el pensamiento matemático. A través del juego y la manipulación van aprendiendo a su ritmo, repitiendo las actividades tantas veces como necesiten, favoreciendo así su autonomía. Además, materiales como el Montessori facilitan que ellos/as mismos/as se den cuentan de sus propios errores, por lo que estos desaciertos son en sí un método de aprendizaje.

El aprendizaje de los números así como su escritura llega con el tiempo. Es una manera de representar abstracta por lo que su comprensión puede llegar a los cinco o seis años de edad. Es entonces cuando podemos apoyar sus descubrimientos con materiales específicos que apoyen sus primeras operaciones aritméticas.

Para acompañar estos procesos internos de aprendizaje matemático debemos:

– Ampliar nuestra mirada matemática sobre nuestro mundo, poniendo atención a los elementos matemáticos que surgen en la relación con nuestros/as niños/as y alumnos/as.

– Tener en cuenta sus conocimientos previos para generar aprendizajes significativos.

– Conocer cuáles son sus necesidades para respetar sus ritmos sin interferir en sus aprendizajes.

– Favorecer sus reflexiones a través de preguntas con un diálogo casi socrático para crear retos y problemas, adecuados a su nivel, que puedan ir resolviendo por sí solos.

– Responder a sus preguntas sin anticiparnos a darles las respuestas, animándoles a que investiguen y pongan en marcha su pensamiento lógico-matemático.

De esta manera conseguirán sus propias adquisiciones.

¡Si confiamos en sus capacidades, ellos mismos confiarán en sus capacidades!

Si quieres aprender más sobre cómo respetar y facilitar el proceso de aprendizaje de las matemáticas en tus hijos/as y alumnos/as recuerda que el próximo 10 y 11 de Febrero celebramos en Soria un taller totalmente práctico para conocer diferentes materiales matemáticos manipulativos y su uso y aplicación, tanto en la etapa Infantil como en la Primaria. Aquí os dejo el cartel:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellene para saber que no eres un spam *