Llegamos

Written by Transformandonos
Bogotá, 28 de abril de 2018
Latinoamérica es confusa cuando llegas de noche (especialmente si te cierran las ventanas del avión durante 10 horas y llegas recién entrada la noche).
Bogotá tiene terribles trancones (retenciones). Las capitales latinoamericanas tienden a crecer desorbitadamente convirtiéndose en ocasiones en un caos. Este caos sumado al espíritu rebelde y desobediente de muchos latinos puede parecer terrible, pero guarda una logica que se llega a amar. Es esa rebeldía e ingobernabilidad lo que les ha salvado a lo largo de la historia de no pocos intentos de dominación, explotación y robo.
Por el día, pronto empiezas a darte cuenta de dónde estás. Las palmeras, la frondosidad de la vegetación, las abuelas vendiendo café y pastelitos en una esquina, mares de cables saltando de edificio en edificio, gente bonita, grandes montañas, ese aire especial que por fin vuelvo a respirar, esa unión cómplice con el corazón del mundo, la sonrisa de satisfacción, los ojos vidriosos… Hemos llegado.

Iván.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellene para saber que no eres un spam *