Casa Sulá, una experiencia regeneradora.

Written by Transformandonos

Casa Sulá (Costa Rica), 24 de mayo de 2018

Inspirado en la pedagogía del Centro Experimental Pestalozzi en Ecuador, Casa Sulá ofrece a cada niño la oportunidad para alcanzar todo su potencial en Costa Rica. “Los tutores le dan a cada niño el tiempo necesario para aprender a su propio ritmo, le escuchan con el corazón abierto, y de esta forma se empoderan como individuos no importando su edad. Usando materiales educativos Montessori y otras herramientas que fueron recogidas de nuestra experiencia de 25 años en educación no directiva, los tutores en Casa Sula se dedican enteramente a despertar el potencial individual de cada niño.” Estas palabras presentan el proyecto en su web.

Este joven proyecto cuenta con tres increíbles personas que acompañarán durante cinco años el proceso de formación del equipo pedagógico y la creación de espacios para asegurar su consolidación. Os copio sus presentaciones de la web porque no tienen desperdicio:

Margarita_Retrato_Florian Kuster-100Margarita Valencia

Como madre de dos hijos y Licenciada en Ciencias de la Educación, Margarita Valencia ha trabajado con niños por 28 años. Inicialmente trabajando en el área de derechos humanos para niños, empezó a trabajar en la Fundación Educativa Pestalozzi. Durante los 10 años que trabajó en la fundación, se sintió profundamente inspirada y trabajó en cada aspecto de la escuela — preescolar, primaria, secundaria, administración e incluso construyendo materiales en la carpintería. Cuando la escuela Pestalozzi cerró, Margarita se enfocó en la crianza de sus hijos. En 2009 se mudó a Brasil, donde empezó a trabajar con padres y familias enfocada en los principios de la enseñanza reflexiva y preparando espacios en casa para el autoaprendizaje en un ambiente diverso y armonioso. En 2012 es co-fundadora del grupo Orion con el cual continúa su trabajo ofreciendo consultorías, talleres, seminarios y cursos privados para padres y grupos interesados en educación no convencional.

Esperanza ChacónEsperanza Chacón:

Después de trabajar con comunidades indígenas y en sectores populares en el Ecuador, Esperanza Chacón se involucró en pedagogía cuando buscaba una forma innovadora de educación para su propia hija. En 1988, formó parte de la Fundación Educativa Pestalozzi, participando activamente en equipos pedagógicos y administrativos por 25 años; camino que la ha llevado a investigar y profundizar sobre nuevos enfoques educativos y la naturaleza del ser humano, de manera autodidacta. Así también promovió el uso de monedas complementarias como una alternativa económica , co-creo la comunidad intencional; Proyecto integral León Dormido-Pild. Su motivación ha sido impulsar nuevos paradigmas que respeten la vida.

A un nivel social amplio, participó en el diagnóstico y diseño de la propuesta educativa para el pueblo Shuar Arutam en la Amazonía ecuatoriana, así también en la implementación de los Centros Para Actividades Autónomas CEPAS en diez provincias del Ecuador. Desde el año 2012 formó el Grupo Orion con Margarita y Edgar, cuyo propósito es acompañar en procesos de comunicación a familias que practican educación en casa e implementando ambientes preparados y relajados, además de Ecuador su país de origen, en Colombia, Argentina y sobre todo en Brasil.

Edgar EspinosaEdgar Espinosa

Trabajó en comunidades ancestrales andinas y de la amazonía ecuatoriana implementando una praxis educativa con enfoques pedagógicos innovadores; creando entornos para el desarrollo de las personas, a su vez diseñando y elaborando material didáctico para el aprendizaje de las matemáticas y lenguaje. Publicó un Manual de Matemática en 1993.

Contribuyó a la creación de Centros de Actividades Autónomas “CEPAS” un proyecto educativo llevado a cabo por la Fundación Pestalozzi. Edgar es un apasionado facilitador por la educación de los niños, jóvenes y adultos. También dirige talleres sobre sonido como forma de autosanacion y comparte su pasión en la creación de instrumentos musicales. Es co- fundador del grupo Orion desde 2012, contribuyó a la creación de una Red de apoyo a las familias que hacen educación en casa en Brasil, Ecuador y Argentina.

Visitarles ha sido una experiencia de las que te regeneran, te cargan las pilas y a la vez te hacen cuestionarte qué es lo que de verdad quieres en tu vida.

Estas tres personas son bastante radicales, otorgándole a la palabra la mejor de las connotaciones, ya que, tras más de 30 años de acompañar procesos de desarrollo de los niños y las niñas, de enlazar mundos, como Esmeralda dice, ya no todo vale, y a su parecer hay muchos centros educativos que mantienen el sistema tradicional pero disfrazados de escuela activa. No es suficiente con tener ambientes preparados, sino que debe ser original vivo y creativo, adaptado a cada grupo de niños y niñas.

Y como sabéis todas las personas que paséis por mis talleres, al final lo importante es la transformación personal. Cómo crecemos de la mano de los niños y las niñas. Edgar habla mucho de las vibraciones que emitimos a la infancia en cada situación, con nuestros miedos, preocupaciones o seguridad a la hora de atenderles. Estas reflexiones me llevaron a releer a el artículo de Ojo de agua que me cautivó hace tiempo sobre “El corazón de la educación”, imprescindible para comprender la relevancia de estas afirmaciones.

Una de esas experiencias que te remueve y renuevan por dentro y te recuerda que SÍ SE PUEDE con consciencia y determinación. Poniendo por encima de todo que, aunque nos encanta conocer nuevos recursos, estudiar diferentes teorías o comprobar múltiples técnicas, no debemos perder de vista el objetivo principal que es EL RESPETO POR LA ESENCIA DE CADA SER HUMANO.

Cris.

*LAS IMÁGENES DE ESTE ARTÍCULO HAN SIDO SACADAS DEL FACEBOOK Y LA WEB DE CASA SULÁ*

2 thoughts on “Casa Sulá, una experiencia regeneradora.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *